Toma de agua

Cuánta agua es demasiada

La falta de agua puede conducir a la deshidratación, una condición que se produce cuando no se tiene suficiente agua en el cuerpo para llevar a cabo las funciones normales. Incluso una deshidratación leve puede restarte energía y cansarte.

Cada día pierdes agua a través de la respiración, la transpiración, la orina y las deposiciones. Para que su cuerpo funcione correctamente, debe reponer su suministro de agua consumiendo bebidas y alimentos que la contengan.

Entonces, ¿cuánto líquido necesita un adulto medio y sano que vive en un clima templado? Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EE.UU. determinaron que una ingesta diaria adecuada de líquidos es:

La mayoría de las personas sanas pueden mantenerse hidratadas bebiendo agua y otros líquidos siempre que sientan sed. Para algunas personas, menos de ocho vasos al día pueden ser suficientes. Pero otras personas pueden necesitar más.

No es necesario depender sólo del agua para satisfacer las necesidades de líquidos. Lo que comes también aporta una parte importante. Por ejemplo, muchas frutas y verduras, como la sandía y las espinacas, tienen casi un 100% de agua en peso.

¿Cuánta agua debo beber?

Objetivo: Este estudio tuvo como objetivo explorar la asociación entre la ingesta de agua y la mortalidad, utilizando los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES) y los archivos de mortalidad vinculados al público de 2015 publicados por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud.

Métodos: Se utilizaron los datos vinculados a la dieta y a la mortalidad de un total de 35.463 adultos (17.234 hombres) de edad ≥20 años en las NHANES 1999-2014 para realizar un estudio prospectivo. Se utilizó el modelo de riesgos proporcionales de Cox ajustado multivariante para explorar las asociaciones de la cantidad de ingesta de agua (expresada por el agua total, el agua simple, la bebida y el agua de los alimentos) y la proporción de la ingesta de agua (expresada por el porcentaje de cada tipo de agua) con los riesgos de mortalidad por todas las causas, neoplasias malignas/cáncer y enfermedades cardíacas. Se adoptaron gráficos de splines cúbicos restringidos para aclarar las relaciones dosis-respuesta entre ellos.

  Sifon de agua

Resultados: Con una mediana de 88 meses (rango intercuartil: 49-136 meses) de seguimiento, se produjeron un total de 4.915 muertes por todas las causas, incluyendo 1.073 y 861 muertes por neoplasias malignas/cáncer y enfermedades del corazón, respectivamente. La cantidad de agua ingerida en cualquiera de los dos tipos se asoció negativamente con el riesgo de mortalidad por todas las causas. Además, las relaciones lineales negativas dosis-respuesta de la ingesta de agua y el riesgo de mortalidad por todas las causas se encontraron para todos los tipos de agua, excepto para el agua de los alimentos, que siguió un patrón no lineal. Asimismo, en comparación con el cuartil más bajo (ingesta de agua para bebidas: <676 g/día; ingesta de agua para alimentos: <532 g/día), las ingestas de agua para bebidas y alimentos en el rango de 1.033-1.524 y 1.612-3.802 g/día se asociaron con un menor riesgo de mortalidad por neoplasias malignas/cáncer. Se encontró una relación dosis-respuesta en forma de U para la ingesta de agua de bebida y el riesgo de neoplasias malignas/mortalidad por cáncer y una relación dosis-respuesta lineal negativa para la ingesta de agua de comida y el riesgo de neoplasias malignas/mortalidad por cáncer. El consumo de café y/o té se asoció negativamente con los riesgos de mortalidad por todas las causas y por neoplasias malignas/cáncer. No se encontraron asociaciones significativas de la proporción de ingesta de agua y los riesgos de mortalidad.

  Paraguas bimba y lola

Cantidad mínima de agua al día

El proceso de digestión de los alimentos también produce una pequeña cantidad de agua como subproducto que puede ser utilizada por el organismo. El agua obtenida de esta manera puede proporcionar alrededor del 10% de las necesidades de agua del cuerpo. El 70% restante del agua que necesita el cuerpo debe proceder de los líquidos. Ingesta recomendada de líquidos en la dieta Las Guías Alimentarias Australianas recomiendan beber mucha agua, pero ¿cuánto es suficiente?

La cantidad de líquido que el cuerpo necesita cada día depende de varios factores, como por ejemplo Cuánto líquido hay que beber al día Bebés de 0 a 6 meses* 0,7 litros Bebés de 7 a 12 meses# 0,8 litros en total (con 0,6 litros como líquido) Niñas y niños de 1 a 3 años 1 litro (unos 4 vasos) Niñas y niños de 4 a 8 años 1,2 litros (unos 5 vasos) Niños de 9 a 13 años 1,6 litros (unos 6 vasos) Niños de 14 a 18 años 1,9 litros (unos 7-8 vasos) Niñas de 9 a 13 años 1. 4 litros (alrededor de 5-6 tazas) Niñas de 14-18 años 1,6 litros (alrededor de 6 tazas) Hombres de 19 años+ 2,6 litros (alrededor de 10 tazas) Mujeres de 19 años+ 2,1 litros (alrededor de 8 tazas) Niñas embarazadas de 14-18 años 1,8 litros (alrededor de 7 tazas) Mujeres embarazadas de 19 años+ 2,3 litros (alrededor de 9 tazas) Niñas lactantes de 14-18 años 2,3 litros (alrededor de 9 tazas) Mujeres lactantes de 19 años+ 2,6 litros (alrededor de 10 tazas) * de leche materna o de fórmula

  Whisky con agua mineral

Cuántos litros de agua al día

El verano está a la vuelta de la esquina… y con él, las actividades veraniegas, las temperaturas más cálidas y un mayor riesgo de deshidratación. He aquí algunos consejos que le ayudarán a asegurarse de que bebe suficientes líquidos para mantener unos buenos niveles de hidratación.

Probablemente todos conozcan la “regla cardinal” que dice que los adultos deben beber de seis a ocho vasos de agua de 8 onzas al día. La verdad es que se trata de una estimación y la cantidad real que se debe beber al día puede variar considerablemente. Hay múltiples factores que pueden influir en la cantidad de agua que se debe beber.

Su peso es una variable que modifica la cantidad de agua que debe beber. Para ayudarte a establecer una línea de base, puedes utilizar la siguiente ecuación de regla general descrita en U.S. News & World Report.

Tus hábitos de ejercicio también afectan a la cantidad de agua que debes beber.  El Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda añadir 12 onzas de agua a su ingesta diaria por cada 30 minutos que planee hacer ejercicio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad